Niketche: Una Historia de Poligamia

 Autora: Paulina Chiziane

Editorial: Caminho

Año de Publicación: 2002  

 

 


En este cuento largo, Paulina Chiziane habla de la situación de muchas mujeres mozambiqueñas que conviven diariamente con la poligamia, bien como práctica habitual en su comunidad, o desde la frustración impuesta por una sociedad hipócrita que la penaliza públicamente, pero que la mantiene en el plano privado como símbolo de poder masculino.

Las revelaciones de Paulina Chiziane sobre la realidad de estas mujeres, así como sus reivindicaciones subyacentes, me recordaron a algunos textos feministas de la segunda ola como los de Simone de Beauvoir o los de Betty Friedan. Aunque en un contexto totalmente diferente, la forma de mostrar la cotidianidad y las reflexiones en primera persona de las protagonistas, te permiten un acercamiento e identificación con sus inquietudes más allá de la comprensión propia del relato.

En todo caso, etiquetar a Chiziane dentro de los “feminismos negros”, como he leído por ahí, me parece de nuevo encasillar a las personas en nuestras categorías occidentales sin tener en cuenta el contexto cultural y la libertad que cada persona tiene a elegir su identidad. Como “feminismos negros”, yo haría referencia a los de mujeres afroamericanas o, tal vez, de algunas mujeres africanas de educación occidental. Pero Paulina Chiziane, en este cuento, sólo retrata las vivencias auténticas de muchas mujeres, sin juicios ni valoraciones. El veredicto es nuestro, la incomodidad con sus experiencias y la indignación que nos surje durante la lectura, nada tienen que ver con las palabras o con la opinión de la autora.

Todavía recuerdo un taller sobre género a mujeres de movimientos sociales en Angola en el que me preocupé por explicar bien el término “feminista” como un cuestionamiento al reparto desigual de poder y no como contraposición al “machismo”. Tras dos horas hablando, una mujer levantó la mano y me preguntó: “pero, ¿por qué las mujeres blancas feministas vais siempre contra los hombres y renegáis de la maternidad?“. El resto de las mujeres del teatro aplaudió su intervención con admiración y, en el resto del simpósium, del término “feminista” no se habló más.

Sin duda, lo interesante del libro es que ayuda a entender mejor que el rol de las mujeres dentro de un territorio africano no es tan obvio como pueda parecernos. El dilema que plantea sobre los beneficios de una “poligamia reglada” sobre una “poligamia prohibida” por la iglesia y por las leyes, pero cuya práctica habitual relega a las mujeres a una situación de extrema vulnerabilidad, nos pone, como lectoras, en un dilema complicado y ayuda a ampliar nuestra visión etnocéntrica sobre cuestiones que, en otros términos, se podrían aplicar también a problemáticas culturales nuestras, lejos de pensamientos simplistas y dicotómicos.

Niketche te atrapa desde la primera línea hasta la última, tan auténtica y real resulta la historia. Cualquiera que haya pasado más de un par de días por Mozambique, encuentra en ella una fotografía fiel del día a día de muchas mujeres y familias. Atrevida y sorprendente. Descorazonadora y valiente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.